El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Entrevistas

Left direction


«Hay que atreverse a jugar con la moda»

- Por Nancy Luna-  Ingrid ingresa a nuestro lugar de encuentro y las miradas son todas suyas. Sus medidas perfectas (90-60-90 cm), su caminar, su altura y su belleza no pueden pasar desapercibidas en ningún sitio. Con una puntualidad casi inglesa, nos saluda con una enorme sonrisa, como si nos conociéramos. Se sienta, se saca los lentes y deja ver sus bellos ojos celestes.

Nació en Oberá, Misiones. Hija de colonos alemanes, desembarcó en Buenos Aires hace quince años y desde ese momento su carrera no paró, se convirtió casi de inmediato en una top model y en una de las modelos más queridas por el público argentino.

Trabajadora incansable y profesional disciplinada, a lo largo de estos años ha desfilado para los más importantes diseñadores de nuestro país y el mundo. Hizo campañas para marcas como Versace, Gucci, Armani y Kenzo, entre otras. Es, además, la celebrity exclusiva de Reebok en la Argentina desde el año 2009, y en la actualidad, la cara de la marca de indumentaria femenina Adriana Costantini.

Pero ella siempre fue por más: incursionó en televisión (como actriz y conductora), y se dio el gusto de hacer cine y teatro al lado de grandes del espectáculo nacional como Nito Artaza, Moria Casán, Jorge Guinzburg y Guillermo Francella.

-¿Alguna vez soñaste con ser modelo? ¿Cómo te descubrieron?
-No tenía en absoluto la idea de ser modelo. Fue en un boliche en Posadas, yo había ido desde Oberá a visitar a una amiga. Me descubrieron en un scouting que se estaba realizando esa noche, mediante el concurso Elite, el más importante que hay en el mundo. Allí estaban grandes del modelaje, como Ana Paula Dutil, Carola del Bianco y Katya Fux. Ellas se sienten parte de mi carrera, ‘tuvieron ojo’ para descubrirme; me dijeron: «vos tenés que ser modelo». Y decidí probar.

-¿Qué requisitos se necesitan para ser una modelo, además de belleza?
-Personalidad, creo que es más importante que la belleza. Hay que saber vender lo que llevas puesto.

-¿Por qué crees que generas admiración en las mujeres?
-Percibo eso y me encanta porque trabajo para ellas. Yo siempre fui transparente, me mostré siempre como soy, les mostré que trabajo de esto, que soy una ‘vendedora de lujo’ quizás. Muchas veces se sienten identificadas conmigo, me respetan mucho. Uno las transporta a otro mundo: cuando estás maquillada y con vestidos divinos, las llevas a un
lugar mágico. Siento que viajan conmigo.

-¿Cómo ves a la mujer argentina al momento de vestirse?
-Hay un grupo que es atrevido, avasallante, pero en general, la mujer argentina es insegura. Siento que siempre está pensando en qué va decir la otra, en lugar de vestirse para ella. La moda son propuestas nuevas de creatividad en todo lo que es el mundo del diseño de indumentaria pero nosotros elegimos qué nos gusta ponernos. Hay tantas marcas y
tantos diseñadores en la Argentina que cada uno decide lo que quiere ponerse o con qué se siente cómodo. Creo que es importante que la mujer se anime y se atreva a jugar con la moda, que no le importe lo que diga la otra. Tiene que elegir prendas que la hagan sentirse cómoda con ella misma, que le den seguridad. La combinación de colores ya pasó de moda, hay que atreverse a jugar con ellos.

-En general se piensa que el mundo del modelaje es competitivo…
-Para mí no. Es un trabajo difícil porque tenés que tener varios requisitos, mucha conducta y prolijidad. Es un mundo en el que vendes estética y perfección todo el tiempo, pero yo siempre competí conmigo misma, pensando en superarme, en mejorar, en ser una buena profesional, en vender el producto.

-¿Qué te llevó a incursionar en el cine, el teatro y la actuación?
-Siempre hice lo que quise y siempre seguí mis pálpitos. Me siento muy cómoda en estos ámbitos. En el 2003 salté al teatro de revista, lo que me hizo ser mucho más conocida por el público, más popular. Y pude trasladar luego la actuación a la pasarela: la gente quiere ver algo más en mí, no sólo tengo que mostrar la ropa, soy un personaje cuando desfilo.

-¿Cómo convivís con la fama?
-Al principio me costó, me resultaba muy raro que supieran todo de mi vida privada, pero me fui acostumbrando y hoy en día me gusta, me divierte. Muchos me dicen que ‘humanicé’ la profesión, que rompí con la imagen distante y fría que se les atribuye a las modelos.

-¿Qué proyectos tenés para el futuro?
-Me veo cerca de la gente: sé que muchos me siguen, que me disfrutan y se alegran al verme. Esa alegría, esa paz que transmito es lo que no quiero perder. Me gustaría hacer un programa de televisión de turismo y moda; poder descubrir esos grandes artistas ocultos y darles una oportunidad. Se que hoy en día la televisión está buscando otro tipo de show pero creo que hay un gran público que quiere ver otras cosas. Vamos a esperar, no me apuro. A largo plazo me gustaría seguir vinculada a la moda, produciendo, creando cosas.

-Gracias a tu carrera tenés la oportunidad de viajar por el país y el mundo ¿Cómo ves a la Argentina en materia turística?
-Argentina podría vivir solamente de los servicios que ofrece, tenemos de todo. Creo mucho en este país y conozco la producción de cada rincón. En Europa se lo ve muy bien, Argentina está de moda desde hace ya algunos años: el año pasado estuve en París y vi cómo aman el tango. Es verdad que hay muchas cosas que mejorar pero no siempre depende de los partidos políticos, muchas nos corresponden a nosotros como ciudadanos. Al poder viajar por el mundo uno se da cuenta de lo hermoso que es este país, somos una nación joven. Hay que empezar a motivar el consumo interno tanto del turismo como de las cosas que se hacen acá, que son productos de calidad. No tenemos nada que envidiar a otros destinos del mundo .

Conocé más de Ingrid en: www.ingridgrudke.com
Twitter: ingridgrudkeok - Face Fan: ingrid grudke fan


"Bailaré hasta que deje de disfrutarlo"

-Por Marina Posse- Paloma posa para las fotos y muestra tan sólo un poco de sus exquisitos movimientos. Sus manos se mueven ligeras y dulces, y su rostro transmite puros sentimientos. Acostumbrada a la prensa, se desenvuelve con tanta naturalidad que es fácil seguirla. Suave, cordial, armónica y segura de sí misma, así es Paloma: en la vida y en el escenario es un placer admirarla.

A punto de cumplir 20 años en el American Ballet Theatre (ABT) de Nueva York, esta prestigiosa bailarina argentina vuelve al país para presentarse con “El Corsario”, el 29 y 31 de octubre, en el que fuera su primer amor: el Teatro Colón.

- ¿Que significa para vos volver a bailar en el Teatro Colón, que fue un poco tu primera escuela en la danza?
- Cada vez que bailo acá es un placer enorme, tengo los mejores recuerdos. Disfruté muchísimo mis años allí y siempre mantengo una relación con toda la compañía, con la gente del teatro. Me siento muy cómoda y me encanta.

- Allí están prácticamente tus inicios. Imagino lo que debe movilizarte en lo personal…
- Sí, muchísimo, siempre es un placer volver. Mi primera maestra fue Olga Ferri, y paralelamente bailaba en el teatro, justo antes de ingresar al ABT, que fue el paso más importante de toda mi carrera.

Paloma quedó en la historia del ABT cuando, a los 19 años, se convirtió en la bailarina más joven en obtener la máxima jerarquía de Principal. En la compañía había ingresado a los 15, cuando era tan sólo una niña que no dudó en armar las valijas e instalarse definitivamente en Nueva York. “Al principio me fui a vivir con un matrimonio amigo de mis padres, que estaba allá y que hoy es todavía como una segunda familia para mí. Fue difícil porque no hablaba inglés y porque New York era, en esa época (´90), completamente distinto lo que es hoy, mucho más inseguro”, recuerda.

- ¿Cuáles son las cosas de la Argentina que más añoras desde lo lejos?
- La familia y los amigos. Me encanta New York, es una ciudad maravillosa que me ha dado todo. Estoy muy feliz allí, pero vengo muy seguido a visitar a los míos y porque me encanta Buenos Aires. Argentina es mi país, es mi casa. Estoy agradecida porque me ha dado mi formación y por eso trato siempre de hablar bien, con orgullo, de mostrar nuestra mejor cara, de relucir lo positivo que tenemos. Esta vez vine porque son mis vacaciones en la compañía y me puedo quedar un poco más.

Pero claro que Paloma no descansa, ni siquiera en vacaciones. Su venida al país tiene también el objetivo de ensayar para las funciones del Colón. “Si bien me podría haber quedado en New York disfrutando del verano, preferí estar acá y aprovechar mis días con mi Couch, ver el teatro y practicar con los tiempos de la música. Como para ir ahorrando tiempo y no estar con el ensayo ya muy sobre la fecha”, cuenta.
Cuando Paloma regrese a Buenos Aires, los ensayos serán ya pre general y general, con toda la compañía. Y como para que no queden dudas de su perfeccionismo agudo, agrega: “Yo necesitaba venir también ahora, aunque con mi partenaire (Marcelo Gomes) ya hemos bailado muchísimas veces en el ABT esta versión de El Corsario”.

- ¿Qué es lo primero que viene a tu corazón y a tu mente cuando miras para atrás y ves tantos años de trayectoria? ¿Qué te hace sentir todo lo logrado?
- Que mi carrera es lo que es hoy por muchas cosas: cada día, cada maestro, cada escenario, cada Couch, cada teatro. Por supuesto que el momento clave fue cuando empecé, por lo que mi maestra Olga Ferri y el Teatro Colón tienen mi corazón, ya que me han dado toda la base para bailar. El haber entrado a los 15 años al ABT es una de las experiencias más increíbles de mi vida, una de las más fuertes.

- ¿Qué condiciones se dieron en vos para que hoy llegaras a ser la bailarina que sos?
Muchas. Por eso, cuando me preguntan, es muy difícil decir qué se necesita; el talento sólo no es suficiente. Yo soy una agradecida de mis maestros y de la familia que tengo, sin ellos no hubiese sido absolutamente nadie. Hay mucha gente a la que tengo que agradecer y que hizo posible que yo llegara a ser lo que soy.
Un poco tiene que ver con eso, con la suerte de que se den un montón de factores. Hay que tener talento, pero también hay que tener garra, ganas, fortaleza, y hay que saber resistir la presión. Hay gente que se mata trabajando pero no nació con talento, y por mas que trate y trate, no va a llegar. Y también hay personas que lo tienen todo, pero les falta ese ‘algo’ especial, ese ángel que se necesita para subirse a un escenario y bailar.

- Por algo hay una sola Paloma Herrera…Después de tantos años de clases, ensayos y funciones, ¿hay algo que te quede por aprender?
Hay algo que siempre me generó curiosidad: he visto bailarines que llegaban a un punto de su carrera y parecía que estaban ‘de vuelta’, quejosos de bailar otra vez el mismo ballet, de lo repetitivo. Jamás me pasó algo así, siempre que me subo al escenario es como la primera vez. Me encanta tomar clases y ensayar, todo ese trabajo previo a una función, saber que siempre puedo dar más, que no hay límites.
Entrar tan joven a la compañía me ha dado la posibilidad de estar en el escenario tantas veces, que me siento cómoda allí, libre, tranquila, disfrutando de la función, segura de que puedo dar lo mejor, sin presiones, sin estar preocupada por el paso, por la coreografía. Una puede estar durante años agarrada de la barra, pero no hay nada como estar sobre el escenario. Entrar en la compañía fue la mejor decisión de mi vida, ser primera bailarina desde los 19 años me permitió tener una carrera larga y profundizar todos los roles, bailarlos muchas veces. Siempre es único.

- Entre tanto trabajo, ¿cómo llevas adelante tu relación de pareja?
- Hace cinco años que estamos juntos. Él es de acá, así que viajamos mucho para vernos. Al principio costó bastante, pero ya nos acomodamos. En temporadas o en mis giras me es imposible viajar, pero en épocas de ensayos, puedo salir de un ensayo a la noche, venir el fin de semana y estar de vuelta en New York el lunes, lista para el trabajo, ¡todo fríamente calculado!

- ¿A qué bailarines admiras?
- Alessandra Ferri siempre me gustó, al igual que Sylvie Guillem. De chica, las miraba en videos, desde casa. Y cuando entre al ABT tuve la oportunidad de conocer a Alessandra y compartir camarín con ella cuando fui primera bailarina, ¡muy loco!
Alguien que me marcó mucho fue Mijaíl Barishnikov, que fue bailarín del ABT durante mucho tiempo, aunque cuando yo llegué ya no estaba. Fue un poco por eso también que el ABT era como mi sueño, ...


El arte más solidario

-Por Marina Posse- Este artista de raíces chaqueñas impregna en sus obras parte de su espíritu. De corazón solidario, trabaja en y desde el arte, promoviendo la ayuda al prójimo en cada uno de sus actos.

Una vez más, Milo Lockett abre el juego. La invitación es a adentrarnos en su nueva muestra y en su obra, que trasciende el arte para llevar la solidaridad a diversos ámbitos.
Desde 100 Milagros para Milo, la propuesta se presenta al público con la intención de captar nuevos y jóvenes coleccionistas que, sin duda, se verán atrapados por la inquietud de la obra. El colorido invade, y la dinámica de las pequeñas piezas que se exhiben transmite mucho de lo propio del artista.
Cada uno de los cuadros tiene historias, personajes, anécdotas y momentos de la vida de Milo: son 100 personajes o 100 “milagros”, tal como él los denominó.

- ¿Qué vamos a poder apreciar en esta muestra?
- Son piezas de pequeño formato (30x30cm), una propuesta joven. Siempre busco tener en el año una o dos exposiciones donde pueda darle a todos la posibilidad de acceder a la obra. Es una edición limitada que hice pura y exclusivamente para esta ocasión. Tienen mucho color, son cuadritos muy divertidos, no hay que enmarcarlos sino que están listos para colgar, y tienen un precio accesible.

- Tenés todo un estilo, ¿en qué te inspiras cuando pintas y con qué materiales te gusta trabajar?
- Me gusta trabajar mucho sobre madera, uso pintura sintética. No creo en la inspiración, creo más en la idea de trabajar y en que a medida que uno va trabajando van apareciendo las cosas. Busco todo el tiempo poder generar propuestas distintas, y me dejo llevar para armar una estética personal.

- ¿Cómo llega alguien dedicado a la industria textil a convertirse en un artista exitoso?
- Todo empezó con la crisis de 2001 en la Argentina. El país se fundió y yo, como mucha gente, también. No tenía tantas alternativas, pero una de ellas era ponerme a pintar, y así lo hice. Nunca me imaginé que podía terminar haciendo del arte una carrera y que podría vivir de esto. En eso soy muy agradecido y siempre intento no ser pretencioso con la obra sino que trato de dejar que fluya.

- ¿Cómo se puede ayudar desde el arte?
- Participando es un buen comienzo. En mi caso, en mi último proyecto estoy encarando la construcción de la Casa Garrahan en Chaco, con mucho esfuerzo. Empecé poniendo dinero mío y ahora sumé a mucha gente que participa. Cuando uno tiene la posibilidad, tiene que ayudar. Esta es una sociedad que me dio mucho, por lo que trato de devolver, desde mi lugar como artista y desde lo que yo hago y puedo, algo de todo lo recibido.

Para dar vida a este proyecto, Milo trabaja desde la fundación Ciudad Limpia junto con un equipo a cargo del doctor Fernando Matera -presidente de la Fundación Garrahan-, quien viaja constantemente a Chaco para monitorear la obra.
Generoso y con un compromiso social indiscutido, el artista aporta su granito de arena en la recomposición de la Argentina más necesitada. Una vez finalizada, la nueva Casa Garrahan podrá recibir a chicos del interior de esa provincia, de Formosa, de Misiones o Corrientes. La primera etapa de construcción ya ha concluido, y según él mismo afirma, “en un par de años terminaremos la obra”.

Sus acciones solidarias se han extendido también en campañas que llevaron el arte a escuelas del interior, brindándole a los chicos una posibilidad de expresión hasta entonces lejana y ayudándolos a explorar y valorar sus potenciales. De la misma forma, acercó el arte a comunidades aborígenes del país, que asegura le han enseñado a él mucho más de lo que él pudo enseñar.

- Siempre trabajas mucho con los chicos, ¿por qué?
- Me parece el público más interesante, los chicos son buenos y crueles a la vez, dicen la verdad y son honestos a la hora de dibujar y pintar. Tienen lenguaje, ganas, son divertidos y tienen mucha energía. Trabajar con chicos es muy interesante porque uno aprende más de lo que enseña. Y lo que me une a ellos es que yo tampoco quiero perder el niño que llevo dentro, me siento un hombre adulto pero siempre conservo la parte de mi niñez

- ¿Cómo te movilizó en lo personal trabajar con comunidades aborígenes?
- Fue un aprendizaje. Los pueblos originarios son muy sufridos, les debemos mucho. Hemos ocupado sus tierras, su lugar, los hemos marginado y maltratado, y me parece que es hora de replantearnos qué lugar le vamos a dar en nuestra sociedad porque, como dice la palabra, ellos están desde el origen.

- ¿Qué le falta a la Argentina en materia de solidaridad?
-Dejar de ser un país corrupto, la corrupción es el gran mal de los argentinos. Yo creo que corrigiendo esa palabra va a haber muchas palabras que se van a transformar, así como cosas que se pueden modificar en el estilo de vida y en nuestro tipo de cultura.

- ¿Cuál es tu objetivo como artista?
- Me gustaría seguir trabajando en lo social, me gusta hacer lo que hago, creo que siempre y cuando uno lo haga con ganas y piense en construir felicidad, las cosas tienen que ser buenas. La felicidad, como el amor, se construyen todos los días: son como la plastilina, hay que darles forma.

- Tenés una hija de 13 años, ¿te gustaría que siga tus pasos?
- Me gustaría que sea feliz, es lo que le digo todos los días.  


Diseños con identidad

- Por Marina Posse - Desde hace 24 años, Benito Fernández es sinónimo de sofisticación y glamour. Sus últimas colecciones reflejan la identidad argentina en diseños innovadores que ponen en valor la manufactura artesanal de nuestro país.
Reconocido por la Secretaría de Turismo de la Nación como uno de los diseñadores más destacados, fue seleccionado para formar parte de la Estrategia Marca País (EMP), por lo que sus diseños nos representan en el mundo y permiten que la Argentina se posicione con éxito en los mercados internacionales.
En su local ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, en Arroyo esquina Suipacha, Benito Fernández nos recibió amable para charlar sobre la situación del diseño nacional, sus proyectos y la propuesta de su próxima colección primavera-verano.

- ¿Qué significa para tu carrera haber sido elegido para integrar Marca País?
- Fue una alegría enorme que me convocaran para ser parte de este gran proyecto, y un orgullo, ya que soy el primer diseñador argentino que ha sido invitado. Me parece fundamental que exista una herramienta de este tipo, que nos permita realizar acciones más fuertes a nivel nacional y en el extranjero. Creo que este trabajo en conjunto es imprescindible para fortalecer la industria de la moda y por ende, para generar fuentes de trabajo que dignifiquen a la gente.

- ¿Qué le falta al diseño argentino para expandirse y posicionarse internacionalmente?
- Unirse. Buenos Aires tiene la mayor concentración de diseñadores de Latinoamérica, pero nos falta unirnos como país. Hemos cosechado triunfos personales de muchos diseñadores que alcanzaron un reconocimiento internacional, como Martín Churba, Yéssica Trosman, Mariano Toledo y Pablo Ramírez, por nombrar algunos. Hicimos cosas pero desde lo individual, y estaría bueno trabajar desde lo unificado, para ganar más fuerza y potencializarnos. Hoy podemos competir con el valor agregado que tiene el diseño, y desde ese lugar me parece fundamental el aporte de Marca País.

- ¿Cómo trabajas  para reflejar la identidad nacional en tus diseños?
- En mi colección Etnia, que es la que presenté el año pasado en el Fashion Week de New York y luego en el Chicago Fashion Week, empecé a utilizar materiales autóctonos, sobre todo del norte de la Argentina. También los incorporé en mi última colección Rock en Salta. Siento que sumando estos elementos pude rescatar un poco de nuestra manufactura artesanal y ofrecer al mundo lo que estaba esperando ver: diversidad de colores, telares y texturas. Lo importante es que logré superar ciertos prejuicios respecto de las cosas hechas en nuestro país.
Antes estábamos atentos a lo que pasaba en Europa, y hoy los europeos nos miran a nosotros. Tanto el diseño argentino como el de toda Latinoamérica está en “la mira de”: de lo artesanal, de lo distinto, de lo único, de lo menos repetitivo y masivo. Y esto es algo que hay que aprovechar.

- ¿Y qué generó en lo personal este acercamiento a la cultura del norte argentino?
- Mucho, de hecho me estoy haciendo una cabaña en Salta, en Campo Quijano. Me encanta saber que mi cable a tierra está en mi país, me carga de energías.
Desde la incorporación comercial del jean y el preat a porter en mis colecciones empecé a viajar mucho más al interior y realmente lo disfruto.

- Después de trabajar tanto tiempo exclusivamente haciendo trajes de novia y de alta costura, ¿cómo se suman el jean y el pret a porter a tus colecciones?
- En algún momento, la alta costura fue la que dirigía las tendencias, pero a partir de los ´80 empezó a cobrar fuerza el pret a porter y se instaló en las pasarelas mundiales. Yo vengo de la alta costura pero en todo hay que crecer y madurar. Me gustan los desafíos, seguir el movimiento, ser dinámico. Respeto la alta costura y la sigo haciendo, pero el mundo está pasando por otros lugares también y me gusta ser parte de ese cambio.

- ¿Cómo es la mujer que usa los diseños de Benito Fernández?
- Son mujeres modernas, madres, profesionales. Me gusta vestir a las mujeres con contenido, que además de ser lindas, atractivas o famosas llevan una vida interesante por lo que hacen.  Hoy la mujer es exitosa y ha triunfado en todos los ámbitos que antes eran exclusivos del hombre.
Trabajo para la nueva mujer, una mujer evolucionada. No quiero quedarme con un concepto antiguo sino progresar con ella. Me gusta ser parte de los cambios, que la moda acompañe esa apertura mental y ese crecimiento como sociedad que le ha dado a la mujer un lugar preponderante en la actualidad. ¡Hoy la mujer está de moda!

- ¿Cómo viene tu agenda en este segundo semestre del año?
- Ahora empiezan todos los desfiles por el interior para cerrar la colección otoño-invierno 2010 “Rock en Salta”. Y el 6 de septiembre presentaré en Buenos Aires mi nueva colección “Fusión”, que combina elementos de Oriente y Occidente, con muchos colores cálidos, dorados y una explosión de mezclas de distintas etnias, entre las que van a estar presentes la latina y, obviamente, la argentina.

Entre otras personalidades, Benito viste a la princesa de Holanda, Máxima Zorreguieta. Sus diseños fueron seleccionados por Patricia Field, la estilista de éxitos como Sex & the City y Ugly Betty, para vestir a las protagonistas de sus producciones. Y como si todo esto fuera poco, realizó acuerdos para trabajar junto a la reconocida diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada.
Desde Argentina al mundo, un diseñador que es profeta en su tierra y que logró triunfar en las pasarelas a nivel mundial.
 


Embajador pastelero en el mundo

- Por Marina Posse - De la mano del Director de Pastelería del IAG, un paseo gastronómico por la Argentina más dulce: la producción del país, su aporte a la cocina internacional y las preferencias del paladar de los argentinos.

Osvaldo Gross tiene 50 años y desde hace 20 se dedica a la pastelería. El mundo de lo dulce se acopló perfecto a la carrera de geoquímica que estudió en la Universidad de La Plata: es que lo metódico también está presente allí donde hay que agregar los gramos justos de harina combinados con la medida exacta de esencia de vainilla y el toque de una mano maestra para realizar los postres más exquisitos.
Oriundo de Esperanza, provincia de Santa Fe, su amor por la cocina nació en su infancia, en la casa de un matrimonio de italianos vecinos de sus padres, en donde realizaba junto a la mujer de aquel hogar las recetas de Doña Petrona.
Sin embargo, pasaron años para que la pastelería pasara a ser el leitmotiv de su vida. Estudió geoquímica y una vez recibido trabajó en la investigación y en laboratorios de química de minerales. Paralelamente, hizo cursos con los grandes de la cocina: Francis Mallmann fue su primer maestro, pero el gran salto que definió su elección fue su primer trabajo importante en una cocina de renombre: nada más y nada menos que la del por entonces recién inaugurado Hotel Hyatt.
Allí conoció al cheff pastelero del lugar, un francés que no dominaba la lengua española y necesitaba a alguien que pudiera además oficiar de traductor. Pidió licencia de un mes en su empleo y empezó a trabajar en el hotel, hasta que con el tiempo decidió abandonar la química y dedicarse de lleno a la pastelería.
A partir de entonces, realizó cursos en París mayormente y en distintas partes del mundo, y trabajó en hoteles de diversos países, acumulando experiencia a nivel internacional.
Hoy es Director de Pastelería del Instituto Argentino Gastronómico –IAG- y una figura destacada en la televisión nacional, desde donde enseña también los secretos de la cocina más dulce.

- ¿Por qué elegiste la pastelería como especialidad en la cocina?
- Porque es más exacta y rigurosa que la gastronomía en general, en donde se necesita un toque más de intuición, de bohemia, de talento. ¡Yo como cocinero sería malísimo! Tal vez me gustó más la pastelería por lo metódico, que tiene mucho más que ver con mi formación de geoquímico.

- ¿Se puede aprender a cocinar o hay que nacer con ‘el don’ de saber combinar los ingredientes?
- Sí, claro que se puede. Es más fácil aprender pastelería porque tiene bases más sentadas. Después, como en la medicina, existen las especialidades: a mí las medialunas no me salen y no me van a salir nunca, ¡pero hago unos budines extraordinarios! Hay que tener también sentido estético para saber armar los platos, ya que la presentación es importante, sobre todo en la pastelería, que es el cierre de cualquier comida y tal vez el último sabor que uno percibe.

El Hyatt fue una escuela muy exigente para Gross, que trabajó al lado de gente experta que se manejaba con cánones muy elevados de calidad y presentación de los platos.
En el hotel era quien tenía contacto con los periodistas, por lo que allí también arrancó su vinculación con los medios de comunicación y llegó a la televisión allá por 1992, con un programa denominado “Secretos y Sabores”, en el Canal de la Mujer.
De la mano de Dolly Irigoyen comenzó a trabajar en Utilísima, y a partir de allí en muchos otros programas, hasta la actualidad, en donde se lo puede ver en “Método Gross, Los Clásicos”, por el canal Gourmet.

- ¿Qué trae de nuevo esta temporada de “Método Gross”?
- Tal vez en mi programa no hay mucha simpatía, pero sí mucho método en la cocina, como un ABC de los platos. En esta temporada vamos a recorrer los clásicos postres de 30 países, aquellas preparaciones típicas que puedan realizarse con los ingredientes que se consiguen en la Argentina.

- ¿Qué le aporta nuestro país a la gastronomía extranjera? ¿En qué nos diferenciamos del resto del mundo?
- En la Argentina no se siguieron tradicionalmente los cánones de la comida autóctona, excepto en algunas  regiones como el norte del país o la región de Cuyo.
En general, nuestra gastronomía tiene mucho de la italiana y la española, con los lineamientos de lo que fue la inmigración, que trajo productos que se hacen en otros lados.
Pero desde hace ya algunos años se empezó a tener un orgullo de lo propio: lo que antes era despreciado en las distintas regiones porque predominaba una cocina y una pastelería más internacional, hoy pasó a ser el producto étnico y lo que distingue a cada provincia y a cada región del país.
La gastronomía argentina es tal vez una de las que más aceptación tiene en el mundo, sumado a que por suerte tuvimos una educación más europea que nos aportó un control de técnicas de higiene y manipulación de alimentos muy bueno y que le da un plus de garantía a lo nuestro.

- ¿Cuál es el producto dulce que caracteriza a nuestro país?
- Creo que los alfajores y las medialunas tienen potencial y se fueron dando como autóctonos: son lo que la gente añora cuando sale del país y lo que los turistas quieren probar cuando llegan a la Argentina.

- ¿El paladar argentino se inclina más por lo dulce o por lo salado?
- Por lo salado, definitivamente. Acá la gente vive a dieta y no consume tanta pastelería. Al argentino le falta abrirse y dejarse tentar por lo dulce, relajarse un poco y empezar a probar otro tipo de cosas, no ir siempre a lo seguro. En lo salado hay más éxito: el sushi y la comida peruana son un claro ejemplo de algo nuevo para nuestro paladar que tuvo gran aceptación.

- Y a la hora de ir a cenar a un restaurante, ¿somos de pedir postre?
- Sí, y es ahí donde hay un discurso distinto, nos arriesgamos más. Cuando vamos a una panadería, generalmente pedimos lo mismo, lo que ya sabemos que nos gusta. Pero en el restaurante nos animamos a lo nuevo, a los postres más innovadores.

- ¿Cuál es la satisfacción más grande que te dio tu profesión de pastelero?
- El poder viajar, cocinar es un arte que viaja con las manos. El que me inviten a hacer demostraciones en distintos países y ser una especie de ‘embajador argentino en pastelería’ por el mundo. Trato de llevar cosas que tengan que ver con los productos típicos nacionales ya que se puede trabajar muy bien con la producción del país.

- ¿Cuáles son las materias primas típicas de cada región que se pueden usar para pastelería?
- Del noroeste, la quínoa, los arropes que se hacen con distintas frutas y las frutas desecadas (la quínoa, el amaranto, la chía, etc.)
Del noreste, los cítricos y la miel, que es de muy buena calidad. En Formosa, por ejemplo, hay un emprendimiento para lograr frutas tropicales del sudeste asiático, tales como el mango, la papaya, la fruta de la pasión, la fruta dragón, etc.
En la región de Cuyo, las uvas, las nueces y unas cerezas de calidad increíble. De San Juan, pasas de uvas y desecados: orejones de duraznos, damascos, ciruelas, etc. También se pueden usar en la pastelería las aceitunas y el aceite de oliva.
Y de la Patagonia, los frutos rojos y el chocolate.
Después está la gran pastelería porteña, que es la que puede encontrarse en las pizzerías más que nada, tal como la sopa inglesa, el budín de pan, el flan casero, etc.
Hay ciertas formas clásicas de esa pastelería local que llaman mucho la atención del turista, como la torta de ricota, los pañuelitos, los pastelitos, las medialunas de grasa, las cremonas, la pastafrola y el hojaldre.

Así, el “mapa dulce” del país queda delimitado por Osvaldo Gross desde su mirada experta. El circuito gastronómico argentino atrae tanto a locales como a extranjeros, que cada vez más recorren el país sabiendo de antemano qué comer en cada lugar




La Sole, a la carta

-Por Marina Posse- Dueña de una personalidad carismática y una voz inconfundible, Soledad Pastorutti, más conocida como La Sole, conserva la frescura y simpleza que heredó de su familia y que trae desde Arequito, su tierra natal. Representante del folclore joven, dialogó con Cambio de Aire sobre su carrera, sus logros y los sueños que anhela concretar.

- ¿Qué consideras que le aportaste al folclore con tu aparición a mediados de los ‘90?
- A nivel musical no considero que nuestro aporte como banda haya sido muy grande, lo que sí creo es que no había registro de una persona tan joven haciendo folclore y, además, con éxito. Me parece que nuestro aporte fundamental fue poder demostrar que se podía disfrutar de esta música tanto arriba de un escenario como en cualquier lugar. Tal vez nuestro gran mérito ha sido llegar, a través de nuestra energía, a un público más joven que se vio reflejado en mí.

- ¿Cuánto te acercó el folclore a tu tierra, a tu país?
- Creo que es la música que nos identifica a todos los argentinos, estés donde estés y en todo sentido, a nivel social, en el amor, en el paisaje. En el interior del país, uno puede darse cuenta de lo que genera, de la gente que moviliza. Tiene que ver con un encuentro de las familias: tomando mate, disfrutando, bailando y escuchando folclore. Yo me sigo sorprendiendo del país que tenemos. Gracias a la música tuve y tengo la posibilidad de conocer un poco más en profundidad a la Argentina, a sus paisajes que sin duda tienen que ver con la gente y sus culturas. No es lo mismo estar en la Puna, en donde te falta el aire y la gente habla más pausado, que estar en las ciudades en donde se vive un ritmo de vida más acelerado. Cada lugar que visito me sorprende, me enamora. Aprendí a amar y a valorar más a mi país a raíz de recorrerlo; viajar te enriquece. La naturaleza ha sido muy generosa con nuestro país, creo que nos falta difundirnos y querernos más.

- ¿Hay algún lugar en donde te gustaría cantar y todavía no lo hayas hecho?
- Me gustaría hacerlo en Talampaya, en el Valle de la Luna. Siempre soñé con ir a cantar a la Puna y este año se me dio. Estuvimos en Abra Pampa y fue maravilloso. La gente y el lugar me emocionan. Siento que tenemos una deuda con los primeros habitantes de esta tierra, que si los escucháramos un poco más, aprenderíamos de ellos y este país sería más grande, tendría otra filosofía, seríamos más agradecidos.

- ¿Te imaginaste de chica una carrera tan exitosa y tan temprana?
- Cuando uno se pone a soñar siempre vuela alto, pero nunca pensé que esos sueños se iban a hacer realidad. Con mis músicos siempre hablamos de lo afortunados que somos: hacemos lo que nos gusta, vivimos de eso y disfrutamos de cada show como si fuese el primero. Y tenemos además el respeto de nuestros colegas, eso no imaginaba lograrlo. Cuando comencé esta carrera siempre pensé que en algún momento se iba a terminar, que iba a ser un momento de gloria y nada más, que después me iba a tener que dedicar a cualquier otra cosa. Pero afortunadamente no fue así. Tenemos muchas ganas de seguir creciendo porque sabemos que hay mucho por mejorar.

- Se te ve muy cómoda y transparente cuando hablas con los medios y cuando te relacionas con tus fans. ¿Cómo te llevas con la fama?
- Al haber crecido en este ambiente, me resulta natural hablar con la prensa, aunque me cuesta acostumbrarme a la fama. Igual ya me resigné a no hacer algunas cosas que antes hacía, como salir a comer afuera o a pasear. Entendí que lo que hago está muy ligado a la gente y al cariño de mis fans. De todos modos, mi pueblo sigue siendo un refugio en donde puedo hacer las cosas cotidianas normalmente, como ir a comprar el pan o a caminar. Allí nadie se desconcierta ni se sorprende cuando me ve.

- En las otras áreas que te permitió incursionar esta carrera, como la actuación y la conducción, ¿qué tan cómoda te sentís?
- Conozco mis limitaciones. Cantar es lo mío, es el tronco de este árbol, y las ramitas son todas las cosas que surgieron a partir de eso. Conducir me costó y me sigue costando muchísimo, me gustaría haber podido prepararme más pero con el tiempo sé que iré mejorando. Y respecto de la actuación, en la película que estamos filmando hago de mí misma y las escenas no son muy complicadas, por lo que me resulta más fácil. Disfruto de hacerlo también por el grupo humano que tengo alrededor, para mí eso es fundamental.

- Uno de los homenajes más recordados es el que le hiciste a Horacio Guarany ¿A que artista nacional de nuestro folclore te gustaría hacer un homenaje similar?
- Hay varios, pero fundamentalmente a Jorge Cafrune, que le ha brindado tanto al folclore de nuestro país, y a Argentino Luna, que se nos fue y merece un reconocimiento.

- ¿A qué compositores admirás?
- Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina me encantan. Y dentro del folclore me gusta mucho como componen Marcelo Mitre, Jorge Milikota, Peteco Carabajal.

- ¿Qué cambió con la llegada de tu hija Antonia? ¿Cómo combinas la maternidad con tu carrera?
- Antonia le sumó a mi vida adrenalina y me obligó a organizarme. Siempre he sido bastante libre, no utilicé ni agenda ni horarios, no me importaba si comía a las doce del mediodía o a las tres de la tarde, y a partir de la llegada de Antonia todo eso cambió. Más allá de todas las contrariedades que como mujer trabajadora te puede traer un hijo, creo que es un milagro maravilloso que nos sucede y que a partir de ahí todo empieza a cobrar otro sentido. Yo disfruto mucho más de cantar, de cada momento. La miro y no puedo creer que haya sido parte mía, me emociona, me sensibilizó muchísimo.

- ¿Qué soñás para ella en un futuro?
- Lo único que pido es que sea feliz, que sea muy una persona muy alegre, que tenga pocas cosa que reprocharme. Ella nació en una realidad muy diferente a la que nos tocó vivir a su papá y a mí. Yo trabajo desde los 15 años y todo lo material que tengo ha sido en base a mucho esfuerzo. Ella ya nació en otra situación, y me gustaría enseñarle que hay otras realidades a las que también es posible volver y que no por eso uno va a ser menos feliz. Me gustaría que entienda que se puede ser feliz también con poco.

- ¿Te gustaría tener más hijos?
- Sí, me encantaría, por lo menos un hermanito para Antonia.

- ¿Cómo te ves en lo profesional en un futuro?
- Más que cómo me veo es cómo me sueño: siempre creciendo artísticamente, mejorando, instalándome más aún en este gran escenario musical que tiene este país y por qué no también en otros países. Me encantaría poder seguir teniendo proyectos discográficos y la posibilidad de grabarlos en vivo.

   


Voz con sello propio

-Por Nancy Luna- En 1997 Abel Pintos, un joven oriundo de Ingeniero White, provincia de Buenos Aires, sorprendía al país con su voz y emotividad interpretativa. Desde ese momento su carrera no se detuvo. Recorrió escenarios del país y el exterior y luego de tres discos como intérprete comenzó una nueva etapa en su carrera artística: la de compositor, que le hizo ganar un lugar de privilegio junto a los grandes del folclore nacional.

Nominado recientemente en seis categorías por su álbum “Reevolución” para la 13ª edición de los premios Carlos Gardel a la producción discográfica que otorga la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas, Abel dialogó con Cambio de Aire sobre su carrera, sus logros y sus proyectos.

- ¿Cuándo nace Abel Pintos compositor? ¿Cómo encaraste esta etapa en tu carrera?
- Yo tenía 18 o 19 años y, hasta entonces, nunca había pensado en dedicarme a componer y escribir canciones. En un momento muy especial de mucha sensibilidad y crecimiento, fundamentalmente desde las cosas que suceden y se sienten en el alma, comenzaron a nacer las canciones, de una forma absolutamente natural... Con el paso del tiempo se van aprendiendo cualidades técnicas, más la pura intuición de las emociones sigue siendo la protagonista.

- ¿Qué papel jugó tu familia en tu desarrollo como artista?
- La contención y la compañía, así como la confianza y la predisposición de quienes te rodean y mucho más aun, de quienes llevas dentro es muy importante cuando uno se decide a recorrer un camino que sabe que va más allá de ser su trabajo o su carrera y que tiene que ver con la vida que uno eligió. Fue muy importante que creyeran en mí y que nunca me presionaran ni empujaran a hacer nada, sino que me acompañen en cada decisión que yo tome con mis tiempos y mis necesidades. De esa forma nunca me sentí presionado y todo pude hacerlo con naturalidad, disfrutando de cada paso.

- ¿Hay algún género musical de nuestro país por el que sientas admiración y que aún no hayas incluido en ninguno de tus discos aún?
- Varios, el tango es uno de ellos. Me gustaría grabar en algún momento, no muy lejano, y me encantaría que pudiera ser con orquesta típica y que se trate de uno de mi autoría. Esto último se debe a que es un género muy pasional, y para poder cumplir con eso me siento más cómodo haciéndolo desde el sentir de mis propias palabras.

- Siempre estuviste rodeado de grandes artistas del folclore nacional ¿Qué crees que aportaron ellos a tu música?
- Son mi escuela, y una que me hubiera sido imposible pagar jamás. De cada uno recibí influencias que me motivaron a entrar en la música, y luego, al conocerlos, desde su inmensa bondad, me legaron muchas experiencias de las que aprendí mucho. León Gieco, Mercedes Sosa, Lito Vitale, Victor Heredia... Sólo por nombrar algunos, la lista es interminable.

- ¿En qué escenario anhelas cantar?
- En el Teatro Colón.

- ¿Cómo vivís la experiencia de ser reconocido por la gente?
- Me siento muy cómodo sintiéndome un artista popular, al que la gente quiere y respeta mucho. Saben que soy alguien que ama lo que hace y se entrega en lo absoluto para compartirlo con quienes están ahí dispuestos a escuchar, como cada uno lo hace con las cosas que ha elegido en su vida.

- ¿Cuáles fueron tus momentos de mayor felicidad a nivel artístico? ¿Y a nivel personal?
- Es muy difícil quedarme sólo con uno, por dos cosas: vivo grandes emociones que valoro y disfruto mucho y todas ellas son importantes por igual, y por otro lado y quizás fundamentalmente, cada momento que vivo es esencial para mí y lo siento de esa manera, por tanto, puedo decir que cada día tengo un momento de absoluta felicidad en cada orden.

- Cuando pensás en tu carrera, ¿qué te imaginas a futuro?
- Tengo muchos planes y proyectos, mas lo único que realmente deseo es poder ser toda mi vida tan feliz como soy, es la única forma que tengo de hacer felices a quienes me rodean de alguna u otra manera y de poder alcanzar cada una de mis metas. Sé que dedicándome a la música puedo hacerlo, porque es motivo de gran parte de la felicidad que siento y me hace sentir vivo.



"Al escribir hay libertad pura"

-Por Nancy Luna- Antes de presentar su más reciente obra “El Imperio eres tú” en la Feria del Libro de Buenos Aires, Cambio de Aire entrevistó al reconocido escritor español, Javier Moro, galardonado en el 2011 con una de las mayores distinciones de la literatura mundial: el Premio planeta.

Un distinguido hotel del barrio de La Recoleta fue el marco en el que varios medios esperábamos con ansias nuestro turno para entrevistarlo, en un encuentro que sería por seguro más que interesante. Y es que el talentoso escritor español Javier Moro cuenta con una larga y afamada trayectoria coronada por su más reciente obra “El Imperio eres tú”, que ocupa el primer lugar de ventas en Colombia, el sexto en Venezuela y el décimo en Chile. Varios de sus libros han sido bestsellers con anterioridad, “El pie de Jaipur” y “El sari rojo” son algunos ejemplos. Su novela “Pasión india” fue uno de los grandes éxitos de crítica y ventas de los últimos años en España y en varios países europeos, y ha sido traducida a diecisiete idiomas.

Ya frente a frente, Javier se muestra amable y distendido. “Siempre he escrito sobre viajes”, asegura al ver nuestra revista, y confiesa con un guiño cómplice tener ganas de salir a caminar para recorrer Buenos Aires. Así, de una manera natural, el autor nos marca el rumbo por el que debe arrancar la entrevista y cuál debe ser, sí o sí, nuestra primera pregunta.

- ¿Qué lugares conoces de Argentina y a cuáles te gustaría ir?
- Buenos Aires me encanta. Recorrí la Patagonia y me gustó mucho El Calafate. Ahora voy a hacer un viaje de tres días con un amigo a Mendoza. Me gustaría también ir a Salta, que me dijeron que es muy linda.

- ¿Qué te llevó a escribir sobre Brasil en “El Imperio eres tú”?
- Mi primer libro “Senderos de Libertad” fue sobre una persona muy importante de ese país, Chico Mendes . Allí entré en contacto con un personaje que me fascinó y del cual ya había escuchado hacía veinte años: Pedro I. Leí todo lo que había sobre él, pensando que estaría sobrescrito el tema pero, para mi sorpresa, no lo estaba. No había un libro que contara la historia como a mí me hubiera gustado leerla, con toda esa carga épica, histórica y emocional que tiene. Convertido en emperador de Brasil a los veintitrés años, Pedro I marcó con su huella la historia de dos continentes, América y Europa. Desmedido y contradictorio, las mujeres fueron su salvación y su perdición: mientras su esposa lo llevó a la cumbre, su amante lo arrastró a la decadencia.
“El Imperio eres tú” detalla la epopeya del nacimiento del mayor país de Sudamérica y tiene, además, la función de hacer un puente entre dos pueblos tan cercanos como Argentina y Brasil, para que puedan llegar a conocerse mejor.

- ¿A que género pertenece la obra?
- Es una historia novelada. Esto es historia dramatizada, lo más cerca posible de la realidad, siempre teniendo en cuenta la documentación. No hay personajes inventados. Yo no quería hacer un libro “de” historia, quería hacer una novela “que contara” la historia. Lo más difícil fue hacer que el lector empatice con un personaje que a veces se porta realmente mal y se hace odiar. Había que hacerlo atractivo.

- ¿Te enamorás un poco de los personajes de tus obras? ¿Cómo mantenés la distancia con ellos?
- Yo no busco la objetividad, busco meterme en la piel del personaje, sentir el conflicto que tiene, qué haría yo en su lugar. Quise convertir a estos personajes en seres de carne y hueso.

- Cuándo escribiste el libro, ¿pensaste que iba a gustarle al público, que iba ser una obra premiada con el Premio Planeta?
-Yo no pienso nunca en eso, sino te vuelves loco. Sí sentía al escribirlo que me estaba funcionando la historia, que era interesante por muchos lados. Pero la reacción del público nunca la sabes.

- ¿Siempre quisiste ser escritor?
- No, de hecho no quería serlo, pero soy de familia de escritores: soy sobrino de Dominique Lapierre , mi abuela, mi tía abuela y mi prima son escritoras… y bueno, yo seguí esa línea.

- ¿A quién le das tus primeros borradores para leer?
- A mi mamá, que es la que me lee siempre. Confío mucho en su criterio y además es muy franca, si hay alguna cosa que no le gusta, me lo dice.

- ¿En todos tus libros la naturaleza, el lugar, el contexto son un personaje más?
- Sí, así es. Yo tengo un truco. Antes de empezar a escribir pongo un post it en el ordenador con estas palabras: olores, colores y ruidos. Cada vez que estoy un poco perdido, cuando me estanco, lo vuelvo a ver y me pregunto: ¿a qué olía ese lugar, que ruidos había? De todos modos, yo no elijo el tema por los lugares sino por las buenas historias.

- Siempre se pensó que las nuevas tecnologías reemplazarían la lectura de libros. ¿Qué reflexión te merece esto?
- Yo toda mi vida he oído que el cine moría porque llegaba la televisión, que la televisión moría porque llegaba el vídeo. Nada muere, todo convive. No es que se siguen eligiendo los libros, ahora cuando se viaja se lee en el iPad. En casa leo el libro en papel, con el que no hay duda que se genera una relación diferente.

- ¿Y cómo se dio tu incursión en el cine?
- Fui coproductor de “Valentina” con Anthony Quinn, que fue un film con un gran éxito en España. Luego estuve viviendo cinco años en Hollywood, Estados Unidos. Hice el guión de “La Madre Teresa de Calcuta” para Hallmark Television, le vendí al reconocido director Ridley Scott una historia que nunca hizo. Pero no me gusta trabajar en cine porque no eres nunca libre.

- ¿Y escribiendo te sentís libre?
-Sí, al escribir hay libertad pura. Las páginas que tú escribes son tuyas.
Entrevistar a un grande de la escena argentina es siempre un desafío. Pero cuando un artista se brinda con tanta calidez, el encuentro se convierte en disfrute. Con una sonrisa enorme y brillante com...
Right direction

Banner
Banner
Banner
Banner

Encuestas

¿Que lugar le gusto mas vacacionar?
 
Cambio de Aire, trabajando en la edición de Primavera/Verano
Martes, 29 de Julio de 2014 00:00

En el disfrute de las tardes lluviosas y abrigadas, cobijados por calor de las brasas en este invierno y gozando del frío que invita a las ricas sopas y tortas fritas, palpitamos también lo que se viene y nos anticipamos a las próximas temporadas de primavera y verano.

Leer más...
 
Con la región Andina, se completaron los Foros para conformar el Plan Estratégico de Turismo Sustentable
Sábado, 27 de Septiembre de 2014 14:03

San Carlos de Bariloche, fue sede del  Foro Regional, correspondiente a la región Cordillera, para  avanzar en la conformación del Plan Estratégico de Turismo Sustentable de la provincia de Río Negro. La actividad se desarrolló el pasado  jueves 25 de septiembre en las instalaciones del Hotel Panamericano.

Leer más...
 
Corrientes participa en la feria "Venda Argentina” en San Pablo, Brasil
Martes, 23 de Septiembre de 2014 15:59

Desde hoy martes 23 de septiembre de 2014 se desarrolla en la 42º ABAV – Exposición Internacional de Turismo en la ciudad de San Pablo, Brasil. La ceremonia de apertura está prevista para las 19:30 horas, mientras que la feria para profesionales será del 24 al 26 y los días 27 y 28 de septiembre, al público en general.

Leer más...
 
Llega a Villa Pehuenia la 3ª Travesía de 4x4 “Expo Cordillera”
Martes, 23 de Septiembre de 2014 15:46

Se trata de una travesía solidaria por caminos de la zona y en medio de araucarias. Lo recaudado será destinado a una institución local. Se realiza los días 11 y 12 de octubre próximos.

Leer más...
 
Amérian Hoteles: La cadena hotelera argetina más importante
Miércoles, 17 de Septiembre de 2014 19:06

Desde sus inicios en Córdoba en 1992 Amérian Hoteles fue creciendo exponencialmente: cuenta con 28 hoteles en todo el país entre los que se encuentran operando actualmente y los que están en desarrollo y busca cerrar el 2014 con 30 hoteles. La cadena se expande bajo dos formatos: Mérit - de 3 estrellas superior- y Amérian – de 4 y 5 estrellas-.

Leer más...
 
La empresa
Martes, 20 de Diciembre de 2011 14:42

Cambio de Aire es la única publicación de turismo argentino y tendencias que se distribuye en forma gratuita y en todo el país.

Sus 15.000 ejemplares llegan en forma directa al turista y al público empresario. Desde su nacimiento en el año 2005, su exclusiva y cuidada distribución la han convertido en una revista de colección y en una guía indispensable para los amantes de los viajes y el buen vivir.

Leer más...
 
Buenos Aires: Crean Ente Mixto de Turismo en General Belgrano
Martes, 23 de Septiembre de 2014 16:06

El subsecretario de Turismo, Roberto Díaz, recibió al responsable del sector de General Belgrano, Juan Cruz Guillén, quien le informó sobre la creación de un nuevo Ente de Turismo Mixto que se implementará en el partido,  como parte del plan de desarrollo del sector que impulsa el municipio con  el apoyo de la cartera provincial.

Leer más...
 
Encuentro Argentino de Turismo Religioso en FIT 2014
Martes, 23 de Septiembre de 2014 15:50

El encuentro de turismo religioso que se viene realizando desde 2009 en distintas provincias, tendrá sede este año en la Feria Internacional de Turismo que se llevará a cabo del 25 al 28 de octubre en el predio de La Rural de Palermo.

Leer más...
 
Patagonia desplegó su oferta turística en la Expo Turismo
Martes, 23 de Septiembre de 2014 15:42

El público comodorense respondió positivamente a la convocatoria, y se mostró muy interesado en las propuestas de verano que presentó la región.

Leer más...
 
Efectivo balance tras la reciente participación de Corrientes en el “Pesca Trade Show”
Martes, 09 de Septiembre de 2014 12:52

Cuatro jornadas de trabajo altamente positivas para nuestros empresarios y operadores de pesca deportiva, es el resultado de la reciente participación de la provincia de Corrientes en la octava edición del Pesca Trade Show y el Mariner Boat Show 2014. La muestra del sector pesquero más importante de América Latina tuvo lugar del 3 al 6 de septiembre, en el Centro de Convenciones Anhembi de la ciudad brasilera de San Pablo.

Leer más...
 


Página 1 de 35

Ediciones Anteriores

Edición N° 42 Edición N° 41


Cañada de la Cruz 2964 - Hurlingham CP: 1686 Pcia. de Bs As., Argentina - E-mail: info@revistacambiodeaire.com.ar